MPV SOLAR REFERNCE
  • Christian Correa

Nuevas tendencias

Plantas solares flotantes


La energía solar flotante es aquella que utiliza láminas de agua estancada, como pueden ser balsas de regadío, lagunas, lagos, presas, pantanos, etc. para la instalación de infraestructuras de energía solar fotovoltaica.

Las plantas solares flotantes son una de las nuevas fórmulas que se han comenzado a desarrollar en los últimos años. Colocarlas en superficies de agua donde no hay vida marina es la mejor opción porque no afectan la flora ni la fauna del lugar. Su presencia tampoco daña al paisaje porque permanecen lejos de las zonas habitadas y hay menor rugosidad, es decir, no hay obstáculos que interfieran en la recepción de los rayos del Sol, como vegetación, inmuebles o montañas.

El caso de la planta solar china de Huainan, en la provincia de Anhui, es único. Se ubica en un sitio donde antes se asentaba un pueblo minero, pero la mina (que era de carbón) se derrumbó y el lugar se inundó con agua de lluvia, creando un lago que no alberga vida marina.

Allí mismo, luego del suceso , una gran empresa fabricante de inversores convirtió ese desastre en una oportunidad y ahora opera ahí la planta solar flotante más grande del mundo.

  1. ¿Qué son los paneles solares flotantes?

  2. No pierdes espacio de tierra productivo

  3. Beneficios para el medioambiente con la energía solar flotante

  4. Mejora del rendimiento de la instalación fotovoltaica sobre el agua

  5. Sencillez de la infraestructura y montaje

  6. Mantenimiento reducido

  7. Mayor reciclabilidad

  8. En resumen

¿Qué son los paneles solares flotantes?

Son los mismos módulos fotovoltaicos que se utilizan para las instalaciones en tierra firme, pero que van montados o instalados sobre unas plataformas o flotadores que flota en el agua, interconectados con unas pasarelas que forman los pasillos de mantenimiento.

Muy populares en el sudeste asiático, este tipo de instalaciones poco a poco van siendo más populares en Europa con una clara apuesta debido a sus grandes ventajas.

Y, ¿Cuáles son las ventajas de realizar estas instalaciones sobre el agua en lugar de hacerlo sobre tierra firme o sobre una construcción?

Pues te contamos todas las ventajas de este tipo de instalaciones.


No pierdes espacio de tierra productivo

Muchas de las instalaciones solares fotovoltaicas montadas en la tierra resulta en la perdida de espacio de tierra aprovechable para otras tareas, como la agricultura. Sin embargo, utilizando un sistema fotovoltaico flotante, no requieres de ese espacio de tierra ocupado. Éstas instalaciones se caracterizan por estar instaladas en láminas de agua que no interfieren en su uso, como plantas de tratamientos de aguas, reservas de agua como pantanos, presas hidroeléctricas o balsas de regadío.

El resultado es que puedes seguir aprovechando las zonas de tierras que se ahorran al no tener que instalar tu planta solar en tierra firme. Además preserva el medioambiente y evita la deforestación.


Beneficios para el medioambiente con la energía solar flotante

El agua ofrece un sistema de refrigeración natural para los paneles solares. Además, también reducen la evaporación del agua de la balsa o lámina de agua donde se ha instalado hasta en un 80%, lo que es crucial para zonas con una tasa de evaporación de agua alta (por las temperaturas) o en zonas donde el agua es un bien escaso.

Adicionalmente, tener paneles solares flotantes en el agua reduce la generación de algas en el estanque o balsa de agua donde se ha instalado lo que mejora la calidad del agua. Esto tiene una vital importancia en láminas de agua orientadas al consumo humano o en zonas de regadío donde favorecen la limpieza de los tanques, acequias y tuberías.

Además, el uso de energía limpia y su generación reduce la dependencia de fuentes de energía generadas con combustibles fósiles y recursos agotables, ayudando a la reducción en la emisión de gases de efecto nocivo.


India está en la fase final de la que será la mayor planta solar flotante del mundo. Se trata de una planta solar instalada en el embalse de la central térmica de Ramagundam, en Telangana. La planta eléctrica tendrá una capacidad de potencia de 100 MW.


Mejora del rendimiento de la instalación fotovoltaica sobre el agua

Los paneles solares funcionan perfectamente en condiciones de altas temperaturas pero su eficiencia se ve reducida con el tiempo en este tipo de condiciones. Según va aumentando la temperatura, la eficiencia de los paneles decae.

Instalando paneles solares flotantes, el propio agua sobre el que están instaladas, produce un efecto refrigerador, al reducir la temperatura ambiente y aumentar la humedad, lo que mejora la eficiencia de los paneles entre un 10% y 12%

¿Sabías que la planta solar flotante más grande del mundo produce suficiente electricidad para alimentar 15,000 hogares en China y contiene 166,000 paneles en la estructura?



Sencillez de la infraestructura y montaje

Las instalaciones de paneles solares flotantes requieren menos materiales y mano de obra para su instalación si comparamos una instalación similar en tierra firme.

Los flotadores sobre los que se instalan las placas (módulos fotovoltaicos), vienen premontados y tan solo es necesario fijar el panel solar sobre el flotador, unir los flotadores entre sí y anclar toda la estructura con un sistema de anclaje una vez la tenemos en el agua.

Además toda la instalación se hace sobre tierra firme, en la orilla, donde los operario


s pueden trabajar muy fácilmente sin tener que estar subidos en estructuras, tejados o cubiertas de edificios, lo que facilita el transporte y montaje de la instalación solar flotante.


Mantenimiento reducido


Los paneles instalados sobre el agua no necesitan la limpieza frecuente requerida en el suelo, especialmente si se comparan con los sistemas instalados en áreas polvorientas.

En el aire sobre la superficie libre del agua, la cantidad de polvo se reduce en comparación con el aire en tierra firme. La mayor parte del polvo que levanta el viento del suelo cerca del agua no puede superar la orilla del agua.

Además, no es necesario cortar la vegetación que normalmente crece debajo de los paneles solares instalados en el suelo. Además, la preparación inicial del sitio se reduce al mínimo.


Mayor reciclabilidad


En este tipo de instalaciones prácticamente no hay infraestructuras fijas. Por lo tanto, el uso de materiales no reciclables para sistemas solares flotantes es menor.

En particular, se utiliza un mayor porcentaje de materiales reciclables para la construcción de estas plantas, que son plásticos (principalmente HDPE), acero y aluminio.



En resumen, las plantas solares flotantes:


  • No se consume espacio terrestre.

  • Al producir sombra sobre el cuerpo de agua, ayuda a disminuir las pérdidas por evaporación.

  • Son resistentes a movimientos sísmicos.

  • De sencillo montaje

  • Se reducen costos de mantenimiento y limpieza de la central de generación.

  • Y son más reciclables