MPV SOLAR REFERNCE
  • Christian Correa

Autoconsumo fotovoltaico

La guía más completa


El grave problema de contaminación que sufre nuestro planeta ha llevado a la sociedad a buscar soluciones más limpias para continuar con la vida moderna actual, sin que esta sea afectada.

Cada día más y más hogares se pasan al autoconsumo solar. Es una solución muy cómoda y económica de autoabastecimiento eléctrico. Además de ser amigable con el medioambiente y el planeta, generando energía 100% limpia.



En esta ocasión veremos las claves del autoconsumo fotovoltaico y conoceremos los siguientes puntos:

  1. ¿Qué es el autoconsumo?

  2. ¿Cómo funciona el autoconsumo fotovoltaico?

  3. Tipos de autoconsumo fotovoltaico

  4. Elementos que componen un sistema de autoconsumo fotovoltaico

  5. ¿Cuánto cuesta un sistema de autoconsumo fotovoltaico?

  6. Subvenciones para el autoconsumo

  7. La compensación de excedentes

  8. ¿Cuánto se tarda en amortizar la inversión?

  9. Los trámites y la normativa del autoconsumo

  10. ¿Qué nos reserva el futuro?

Además de poder producir energía eléctrica con generadores eólicos y biomasa, por citar algunos, el autoconsumo fotovoltaico es el más común y rentable dentro de España y muchas partes del mundo. Ya que el retorno de inversión se logra en pocos años y la vida útil de los equipos es mucho más longeva.

Pero...

... ¿Qué partes conforman el autoconsumo fotovoltaico? ¿Cómo son sus costos y como se tramita?

Pues de esto vamos a hablar hoy, así que presta mucha atención ya que puede ser de mucha ayuda en tu trabajo, si eres alguien que te dedicas, quieres dedicarte o quieres adquirir un sistema de autoconsumo fotovoltaico.

¿Qué es el autoconsumo?


El autoconsumo; generar tu propia energía para usarla in situ, en otras palabras, es generar electricidad para usarla en tu vivienda y evitar que te la vendan las grandes empresas energéticas que venden la electricidad al precio que se les ocurre.

En el caso de la generación solar fotovoltaica, la energía se genera mediante módulos fotovoltaicos, o como se dice vulgarmente en la calle "placas solares". Aprovechar la energía del sol es una opción más y muy común, ya que la tendencia es movernos hacia una energía verde, y esta es sin dudas la más económica.

La solución es muy popular en España, puesto que en nuestro país contamos con aproximadamente 300 días de sol de los 365 que tenemos al año, lo que significa una producción de energía casi ininterrumpida a lo largo del año.

¿Cómo funciona el autoconsumo fotovoltaico?


La manera de funcionar de las instalaciones de autoconsumo puede parecer complicada al principio, pero una vez que se conocen todos los detalles, verás que una ventaja del autoabastecimiento es su sencillez.

A priori, hablamos de la energía del sol que, mediante paneles solares se transforma en energía eléctrica.

La corriente continua producida es transformada en corriente alterna por el inversor. Y así, esta energía se utiliza para el autoabastecimiento de la vivienda, autoconsumo en palabras sencillas.

Tipos de autoconsumo fotovoltaico


Existen varios tipos de autoconsumo fotovoltaico, dependiendo si el sistema es aislado (que no está conectado a la red eléctrica) o de si está conectado a la red eléctrica.😐

Vamos a ver cómo es esto.😏

Residencial conectado o aislado

El autoconsumo se divide en autoconsumo conectado a la red o Aislado de la red (como ya dijimos, es conocido como aislado).

También podemos hablar de autoconsumo con o sin excedentes vertidos a la red.

En el caso del autoconsumo conectado a la red, la instalación va a tener 2 conexiones: una al sistema eléctrico de la vivienda y otra a la red de distribución, propiedad de una compañía eléctrica.

El autoconsumo aislado, por otro lado, supone la desconexión total de la red de distribución. Esta segunda opción implica que, de no contar con baterías o almacenamiento de energía, la vivienda no tendrá energía eléctrica.

Es más, muchas veces las baterías no son suficientes y en estos casos se deberá contar con un generador diésel (no es muy ecológico pero si vamos a necesitar potencia por la noche es probable que lo necesitemos unas horas).

Todo esto supone mayor inversión para el cliente, pero las baterías os hará libres.🙌

¿Y qué pasa con el excedente de energía producido en estas dos situaciones?

En el caso del autoconsumo conectado la energía se puede verter a la red, obteniendo una compensación por los excedentes. Si la instalación es aislada, la energía se puede almacenar en baterías y el dueño de la misma puede disponer de ella en cualquier momento.

Dependiendo de las necesidades y qué busca cada propietario de vivienda, se puede optar por una u otra.

Eso sí, hay que tener en cuenta que en periodos de baja producción fotovoltaica, la energía almacenada puede no ser suficiente para el abastecimiento de la casa.

También se puede optar por una instalación conectada sin compensación de excedentes, no obstante esta opción no ayuda a maximizar la rentabilidad del sistema.

Más adelante detallaremos el concepto de la compensación de excedentes.

Autoconsumo individual o compartido🤔

👉El autoconsumo compartido, como indica su nombre, es cuando a la misma instalación están conectadas varias viviendas o una comunidad de vecinos.

Este tipo de instalaciones son menos comunes puesto que la medición del consumo de cada vivienda resulta complicada.

En las comunidades de vecinos donde hay un sistema instalado, se suele usar para zonas comunes como los pasillos del edificio, garajes o motores para la piscina.

Por otro lado, el autoconsumo individual es el que abastece las viviendas unifamiliares y como dijimos al principio, pueden ser aisladas o conectadas a la red.

Industrial o para empresas

👉El autoconsumo industrial es una opción que consideran más y más empresas. El funcionamiento de las mismas no varía y, al igual que en el caso del residencial, las empresas se benefician de ahorros en las facturas.

Las instalaciones fotovoltaicas para empresas se diferencian de las residenciales principalmente por:

  • El tamaño que suele ser mucho mayor

  • El consumo energético

  • Las horas en las cuales se consume energía, que suele ser en horarios de día, a diferencia de una residencia donde se crean patrones del consumo de energía a lo largo del día.

Elementos que componen un sistema de autoconsumo fotovoltaico


Ya que conoces qué es, cómo funciona y cuáles son los tipos de instalaciones de autoconsumo, conviene repasar los elementos que forman estos sistemas.

Hay 4 elementos básicos:

  • Los paneles solares fotovoltaicos

  • El inversor solar

  • La estructura de soporte

  • El cableado

Sin ellos, el sistema de autoconsumo no se puede poner en marcha.

Además de esto, se puede contar con otros elementos como: protecciones, optimizadores de potencia, energy meters (medidores de energía) o baterías de almacenamiento y en algunos casos hasta transformadores.

También se puede optar por incluir aparatos como los cargadores de coches eléctricos que cada vez van a ser más habituales verlos. Vamos a detallar los elementos clave para la instalación: los paneles solares y los inversores.

✅Tipos de paneles de autoconsumo fotovoltaico

En cuanto a los tipos de placas solares fotovoltaicas para el autoconsumo, hay varias opciones. Principalmente se usan paneles solares monocristalinos. Pero también existen paneles solares policristalinos o de película fina.

Los paneles solares de película fina son los que menos se instalan, ya que tienen bajo rendimiento.

La diferencia entre los dos que más se usan: monocristalinos y policristalinos, reside en su eficiencia.

Aunque los policristalinos sean un poco más baratos, los paneles solares monocristalinos ofrecen mayor eficiencia y rendimiento y son considerados la mejor opción para instalaciones residenciales, donde muchas veces el espacio es limitado.

✅Tipos de inversores de autoconsumo fotovoltaico

Y si los paneles solares son la base de la instalación, cabe destacar que el inversor solar es el cerebro de la misma, el aparato que transforma la corriente continua en corriente alterna.

Existen varios tipos de inversores solares.

  • De string

  • Microinversores

  • Inversor cargador

  • Inversores híbridos

  • Inversores centrales

Hay otros pero con esto es suficiente. Principalmente distinguimos entre los siguientes tipos de inversores string:

  • monofásicos

  • trifásicos

Estos se van a utilizar en función del tipo de instalación eléctrica de la cual dispone la vivienda.

Además, cabe destacar que los inversores pueden ser híbridos, es decir, que funcionen tanto con sistemas aislados, como con sistemas conectados a la red.

Y por último, los inversores solares string son de varias potencias nominales, para que puedan servir a todo tipo de potencias instaladas.

Por otro lado, también se puede contar con microinversores. Estos aparatos permiten un mayor control de la producción fotovoltaica, ya que cada módulo fotovoltaico está controlado por un microinversor.

¿Cuánto cuesta un sistema de autoconsumo fotovoltaico?


El precio de un sistema de autoconsumo puede parecer elevado a priori, no obstante, gracias a los ahorros que este genera, la recuperación de la inversión es rápida.

Pero primero, vamos a ver es en donde se va a invertir el dinero.

  • Todos los materiales necesarios

  • La gestión de los procesos administrativos para poder instalar y poner en marcha el sistema

  • La mano de obra

A esto hay que agregarle las tasas o pagos por los permisos de obra, estos gastos dependen de cada Ayuntamiento y son difíciles de presupuestar antes de comenzar un proyecto.

Y como los precios no son estables, no vamos a colocar valores pero si damos una idea en donde pondremos pasta.

Subvenciones para el autoconsumo


España tiene como objetivo pasar a una energía más limpia. Como parte de la transición energética, el autoconsumo es uno de los elementos más importantes que pueden fomentarla.

En este momento se pueden obtener las siguientes subvenciones para instalaciones solares de autoconsumo:

  • Bonificaciones del IBI

  • Bonificaciones del ICIO

  • Deducciones del IRPF

  • Ayudas autonómicas

  • Ayudas estatales

Estas aumentan la rentabilidad del autoconsumo, pero no son imprescindibles.

¡El autoconsumo es rentable de por sí!🤔

😏Igualmente te detallamos cada una de estas ayudas.

👉Las bonificaciones

Las bonificaciones del Impuesto sobre Bienes Inmuebles y del Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras se bonifican a nivel de cada ciudad.

Es decir que son los ayuntamientos los que establecen y ofrecen estas ayudas.

El ICIO se puede bonificar hasta un máximo de 95%, mientras que el IBI hasta un 50% durante varios años.

👉Las deducciones del IRPF

Estas deducciones se pueden pedir a la hora de hacer la declaración de la renta. Depende de cada comunidad autónoma cuáles son las condiciones o las cuantías que se pueden deducir.

👉Las ayudas autonómicas

Y por último, también se puede contar con ayudas directas de las comunidades autónomas. Son las más difíciles de obtener, puesto que las cuantías de las cuales disponen las CCAA son limitadas y las ayudas están sujetas a convocatorias.

👉Las ayudas del Estado

Por último, el Estado aprobó en el verano del 2021 una serie de ayudas para fomentar el autoconsumo fotovoltaicos.

Estas ayudas son limitadas y se otorgan en orden de presentación. Una vez agotadas, ya no se podrán solicitar.

Compensación de los excedentes


Además de las ayudas que se pueden obtener por la instalación fotovoltaica, la compensación de excedentes también suma a la rentabilidad del autoconsumo.

La compensación de excedentes es un beneficio que se puede obtener sólo en el caso de los sistemas de autoconsumo conectados a la red.

Se trata simplemente de verter a la red eléctrica, los excedentes que el sistema produce pero no consume y obtener una compensación por ello. En general, no es la parte importante del ahorro, como lo es el autoconsumir.

El vertido de excedentes puede suponer un 10-15% del total del ahorro.

¡Hay que tener en cuenta que la compensación de excedentes no es un negocio!

Sobredimensionar el sistema no te ayudará a ahorrar más en tu factura de la luz.

Las eléctricas compensan los kWh vertidos a la red eléctrica hasta que la parte variable de la factura llegue a 0. A partir de ahí, la energía se verterá de manera gratuita o si quieres que te lo diga de otra manera y más dolorosa, LA ENERGETICA SE QUEDARÁ CON TU DINERO, otra vez.

Es muy importante tener un sistema bien dimensionado para tener la mayor rentabilidad posible. Además, el precio al cual se compra el kWh no es el mismo que el precio de venta.

¿Cuánto se tarda en amortizar la inversión?

El tiempo que se tarda en amortizar un sistema fotovoltaico de autoconsumo es una duda a la cual nos enfrentamos frecuentemente.

Para calcularlo, cogemos como ejemplo la Comunidad Catalana puesto que los precios de los sistemas allí y la capacidad de producción fotovoltaica están en la media del país.

En Cataluña se pueden obtener ayudas en la forma de bonificaciones del IBI y del ICIO, así como una deducción del 1,5% del IRPF.

Vamos a basar nuestros cálculos en las 2 bonificaciones más importantes que impactan el retorno de la inversión: la del IBI y la del ICIO.

Si no se cuenta con ningún tipo de ayuda, el retorno de la inversión se haría en menos de 7 años.

A lo contrario, si se cuenta con una bonificación del ICIO del 95% y 50% sobre el IBI durante 5 años, el tiempo que se tarda en recuperar la inversión baja a poco más de 4 años.

Hablando siempre de instalaciones pequeñas de autoconsumo en viviendas.

Los trámites y la normativa del autoconsumo

Si has buscado información relacionada a los trámites que hay que llevar a cabo para la instalación de un sistema de autoconsumo, no es sorprendente que te haya parecido un terreno complicado y repleto de pasos. La noticia es que estos trámites en realidad se han simplificado. Con la vista puesta en la transición ecológica que estamos viviendo, las instituciones del Estado hacen que el proceso sea más rápido y fácil.

No obstante, hay una serie de permisos y trámites que se tienen que hacer con el ayuntamiento correspondiente o con la comunidad y también con la compañía eléctrica.

Con respecto a la normativa que regula el autoconsumo, se están haciendo progresos para que estas sean más favorables para el sector. Un gran paso en nuestro país lo representa la derogación del así llamado “Impuesto al Sol”.

Este impuesto suponía pagar una cuantía para la energía que un hogar producía y consumía, y aunque nunca se aplicó a instalaciones de menos de 10kW, muchas familias creían que les supondría pagar para tener su instalación.

Esta derogación, despejando cualquier tipo de duda, hizo que las instalaciones fotovoltaicas se disparen en los hogares españoles de manera exponencial.

¿Qué nos reserva el futuro?

Estamos viviendo una época de transición ecológica y las renovables juegan un papel clave. La Unión Europea estableció un marco europeo para el año 2030, destinado a combatir el cambio climático. Esto fija como meta al menos un 32% de cuota de energías renovables y una reducción de la emisión de gases con efecto invernadero de al menos 40% con respecto al año 1990. Esto incluye todas las energías renovables: solar, eólica, mareomotriz, biomasa, hidráulica, etc.


Los avances tecnológicos hacen que el autoconsumo solar sea cada día más rentable, eficaz y versátil en cuanto a sus usos.

En el caso del autoabastecimiento de los hogares, con diferencia la mejor opción es la energía solar fotovoltaica. En base a las directrices Europeas y a los avances que se hacen a nivel nacional, se espera que el uso de este tipo de energía suba en los próximos años.