MPV SOLAR REFERNCE
  • Adriana Rocha

¿Qué partes tiene una instalación fotovoltaica?

¡Fotovoltaic@s! ¿Qué tal si rebobinamos a lo más básico? ¿Sabrías decir qué partes tiene una instalación fotovoltaica? Vayamos punto por punto... ¡Modo Jack el Destripador: activado!

gif

Sistema solar fotovoltaico En realidad, llamamos "sistema solar fotovoltaico" a todo, al conjunto de elementos que, a través de la radiación solar, es capaz de producir electricidad renovable. En su instalación, intervienen importantes componentes que consiguen poner en marcha su funcionamiento. ¡Veamos cuáles son! Módulo solar fotovoltaico (o panel solar)


Cómo no, es el elemento más destacado y más reconocible de cualquier instalación solar fotovoltaica. ¿Qué hace exactamente? Convertir la energía solar en energía eléctrica y suministrar la potencia necesaria en cada momento.


¿Y cómo lo consiguen? En realidad, los paneles están formados de células de silicio, un material semiconductor que se encuentra encapsulado y conectado eléctricamente. El conjunto de células conformaría así la estructura que hace de soporte de la instalación. ¿Cómo elegir módulo? ¡La eterna pregunta! En función del tipo de instalación, convendrá más que utilices una clase de módulos u otra. Monocristalinos, policristalinos... los paneles solares pueden ser de diferentes tipos, ¡pero esa cuestión da para un post aparte!

Estructura fotovoltaica

Es un componente pasivo que facilita la instalación, o dicho en plata... el esqueleto que todo lo sustenta. Sirve para fijar la posición de la instalación y la mantiene estable durante años. Son de vital importancia ya que de la inclinación de la estructura dependerá que el panel fotovoltaico reciba la radiación solar adecuada.


Inversor

El inversor es, básicamente, el cerebro de toda instalación FV. Su tarea es fundamental: convierte la corriente continua procedente de las baterías en corriente alterna o convencional. Esta corriente debe ser la misma que emplee la red eléctrica (220V con una frecuencia de 50 Hz). Pero ¡ojo! Una vez la instalación esté en funcionamiento, debe adaptarse a la demanda de potencia máxima dispuesta en los equipos que se hayan conectado al inversor.


Es un elemento de alta eficiencia y seguridad, clave en las instalaciones FV conectadas a red y en instalaciones de autoconsumo.


Batería o acumulador

La batería o acumulador es un componente clave al dotar de la instalación de energía durante los días de menor luminosidad o luz solar. ¿Qué hace? Se encarga de regular la energía eléctrica que le llega. Es decir, almacena la electricidad generada para poder emplearla más adelante, si fuera necesario.


Su función es triple:

  1. Almacenar energía durante x tiempo

  2. Proporcionar una potencia de energía inmediata lo suficientemente elevada como para abastecer efectivamente las necesidades de cada instalación

  3. Limitar y fijar la tensión de trabajo del sistema para evitar caídas de tensión en toda la instalación

Regulador de carga

La función del regulador de carga no es otra que la de administrar la energía de las baterías de la mejor forma posible. Así, impide que el sistema fotovoltaico se sobrecargue o sobre-descargue y, a la vez, alarga la vida útil de los acumuladores.


Se trata de un elemento que cuenta con una capacidad de corriente máxima en amperios para garantizar una carga adecuada y, al mismo tiempo, asegurar un óptimo suministro eléctrico.