• THE MPV SOLAR REFERENCE

¡Ojo! Tu instalación fotovoltaica puede perjudicarte (solo para expertos)



¿Cómo te quedarías si después de poner tu instalación fotovoltaica con toda la ilusión del mundo te llega una factura con penalizaciones? Todo ha ido bien, tu sistema funciona y es que además ves los kWh producidos y verificas el ahorro comprándolos con los kWh consumidos. Y entonces…¿Por qué llega más alta?


La cosa empieza a ponerse fea, no te lo explicas, te enfadas y llamas a la empresa instaladora que te vendió el sistema, que llega inmediatamente y ratifica que todo es correcto. Te calientas más porque ahora entonces te toca hablar con la compañía eléctrica. Te cogen el teléfono, comprueban tu factura y…¡BOOM! Tu problema es un bajo factor de potencia.


¿WTF? ¿Un bajo factor de potencia? ¿Pero eso qué es? ¿Por qué me penalizan? Si no hay peajes de acceso y una instalación fotovoltaica ahorra energía, ¿Por qué mi factura ahora es más alta?


Pues no se debe a un tema comercial, ni que la comercializadora o la distribuidora quieran hacerte la vida imposible (afortunadamente eso ya es pasado). El problema es un tecnicismo que pocas compañías instaladoras tienen verdaderamente en cuenta y que muchos instaladores autónomos ni conocen, y te puede hacer mucho daño a la cartera.


Que la fotovoltaica es un medio de ahorro eficaz es un hecho porque el Sol nunca va a faltar (por lo menos en los próximos 5000 años). KWh producido y autoconsumido, kWh que dejas de comprar a la red y por tanto ahorras. Simple, ¿Verdad? Aclarado esto, volvamos a la pregunta:



¿Por qué mi factura ha aumentado si todo está a favor del autoconsumo fotovoltaico?


El factor de potencia (FDP) es el mayor enemigo de las compañías eléctricas. Para quien no sea experto en la materia y siendo muy llano en la explicación hay que saber que existen dos tipos de potencia (energía): la activa y la reactiva y las dos juntas suman el total de la energía que consumimos.


Vamos a decir que la energía reactiva es energía “mala” y que se necesita cuando hay motores eléctricos consumiendo, ya sea una batidora, una bomba de piscina o un robot industrial. El resto de consumos necesita energía activa (buena). Decimos que potencia reactiva es mala porque no genera un trabajo eficaz, pero existe cuando hay bobinas (por un tema de corrientes inducidas).


Por una pura lógica, si tienes consumos de reactiva, las compañías eléctricas tienen que generar esa energía reactiva y transportarla, quitando “espacio” a la energía buena, la activa. En otras palabras, se ven forzadas a generar energía de peor calidad en perjuicio de la de mayor calidad. Si se ven obligadas a empeorar su producto por tu culpa, te van a penalizar.



¿Pero si antes de ponerme los paneles solares no tenía penalizaciones, por qué ahora sí? ¿Qué tiene que ver?


Como te decía, todo se debe al factor de potencia (FDP). El FDP es un índice que mide la “proporción” de potencia reactiva que hay en comparación con la potencia activa (la buena), de tal modo que un FDP igual a 0 quiere decir que el 100% de la potencia que consumes es reactiva y un FDP=1 quiere decir que el 100% de la potencia que se consume es activa. Por tanto, cuanto más próximo a 1 sea el FDP mejor. Dependiendo del país, se fija un límite inferior a partir del cual se penaliza si se sobrepasa y habitualmente se fija en 0.9, es decir, que por debajo de 0.9 te penalizan.



Sí, esto está muy bien, pero…¿Por qué me penalizan con mis paneles solares funcionando?


Resulta que la fotovoltaica sólo produce energía activa (a no ser que lo modifiques artificialmente) y por tanto sólo te va a ahorrar energía activa. Si como resultado del ahorro comienzas a consumir menos energía activa pero continúas consumiendo la misma energía reactiva que antes de instalar tu sistema fotovoltaico, la proporción de potencia activa vs potencia reactiva disminuye, o lo que es lo mismo, tu factor de potencia baja y si lo hace por debajo del límite establecido ¡Boom! ¡A PAGAR!



¿Qué puedes hacer cuando esto ocurra?


Lo que desde TheMPVSolarReference desaconsejaríamos en base a nuestra experiencia, es que te olvides de desmontar el sistema fotovoltaico. Es lo tienes que dejar, te va a generar ahorro y además te dará cierta independencia a la variación de los costes de energía.


Desde nuestro punto de vista tienes dos opciones: la primera (y que tampoco aconsejamos) es poner a producir tu sistema fotovoltaico algo de reactiva para que también compense este tipo de consumo y mantengas el FDP constante. Esta idea no nos gusta porque estarás “fabricando” energía mala, y esto va un poco en contra a la filosofía de la fotovoltaica. Además, no solucionaría el problema de tu consumo de reactiva.


La segundo y más aconsejable, es comprar lo que se llama un “banco de capacitores”, es decir, unos condensadores que lo que hacen es “filtrar” y compensar el consumo de la reactiva. Es verdad, tienes que invertir algo más de dinero, pero la amortización de este extra suele ser de un año.



#potenciafotovoltaica #potenciaactiva #sistemafotovoltaico #energiafotovoltaica #potenciareactiva