• THE MPV SOLAR REFERENCE

Las 3 "B"​ de la fotovoltaica


Por Luis Candela Rubio

Ni te molestes en comprar paneles solares buenos, luego los proyectos nunca funcionan. Tampoco pierdas el tiempo negociando con proveedores de inversores, no van a producir lo prometido...



¡No sirve de nada! Vas a perder el tiempo en busca del mejor precio del mejor módulo y vas a pasarte días enteros sufriendo por unos céntimos por vatio para colocar el mejor inversor solar...Pues te adelanto que vas a nadar y nadar para acabar muriendo en la orilla.


No se me ha ido la cabeza, ni pretendo ponerme en contra de los proveedores (muchos amigos míos). Simplemente reflejo la realidad de lo que pasa en el mundo de la fotovoltaica desde hace años sobretodo en el autoconsumo: las estadísticas y la experiencia muestran que muchos proyectos a los 3 años (o incluso menos) comienzan a fallar y a funcionar mal.


Y... ¿Cómo puede ser esto posible si hemos comprado un módulo TOP TEN que aparece en todas las ferias, revistas y foros? ¿Cómo es posible si hemos comprado un inversor con 10 años de garantía, con la última tecnología en monitorización y que se está vendiendo como churros por todo el mundo? Igual piensas que nos están dando gato por liebre y somos fruto de una campaña de marketing BRUTAL... ¿Podría ser?



Pues no, ni los fabricantes de módulos fotovoltaicos ni los fabricantes de inversores nos engañan (más allá de alguna artimaña comercial), así que quédate tranquilo. Y no pueden hacerlo porque todos los productos deben llevar su certificado CE, UL y alguno más como el TÜV Rheinald, los cuales vienen a ratificar que la información que aparece en las fichas técnicas es veraz, por tanto, ese no es el verdadero problema del mal funcionamiento.


La causa de que muchos proyectos fotovoltaicos de autoconsumo empiecen a dar problemas a los pocos años de su puesta en marcha es que no se ha tenido en cuenta lo que yo llamo LAS 3 "B" DE LA FOTOVOLTAICA. A veces no se tienen en cuenta por desconocimiento del cliente final, tan obsesionado por las marcas que se olvidan de lo demás. Otras veces se omiten premeditadamente por algunos "vendedores" desalmados que se aprovechan de la ignorancia de los clientes finales y los aturullan hablando de marcas, marcas y marcas. Hay una tercera posibilidad, y es que ni vendedor ni cliente final sepan cómo funciona un proyecto en realidad.


¿Y en qué consisten las tres B?


En primer lugar es un término que he acuñado tan sólo hace un par de años, desde que me he dedicado a la asesoría y a la formación con el ánimo de educar al sector porque buena falta le hace. Como en todos los sectores que crecen, los huecos que se abren en el mercado se llenan de elementos oportunistas que tienen poco o nulo conocimiento sobre fotovoltaica y que al final, acaban desvirtualizando el sector provocando bajadas de precios que muchas veces se traducen en reducción de la calidad. Como consecuencia, instalaciones que acaban por incumplir lo prometido. Sin embargo, ¿Cómo puede ser esto posible si se venden primeras marcas?


Las tres B pretenden reunir los tres FACTORES FUNDAMENTALES que deben cumplirse para que un sistema fotovoltaico no sólo genere lo prometido, sino que lo haga durante toda su vida útil sin tener que estar gastando grandes cantidades de dinero en el mantenimiento.


BUEN MATERIAL


La primera "B" creo que está clara, porque parece que es en lo único que los clientes finales parece importarles y por tanto en lo que muchas empresas se esmeran en destacar. Es muy importante, sí, pero no lo único. Seleccionar un buen material y adecuado al proyecto puede dar la tranquilidad de que el equipo no va a fallar. Recordemos que en un proyecto fotrovoltaico, además de módulos e inversores, hay estructura, cableado, protecciones eléctricas,etc...TODO debe ser adecuado para el sistema en cuestión.


BUEN DISEÑO


¿Es práctico tener un Ferrari si vives en medio del campo? Creo que la respuesta es obvia. Tener un Ferrari es lo más, pero lo vas a machar si lo metes por caminos. Y por supuesto que va a funcionar, pero ni le estarás sacando todo el partido ni lo estarás conservando por los años. Pues en las instalaciones fotovoltaicas pasa más o menos lo mismo. Cada proyecto es un mundo y hay que estudiarlo con atención y mimo para encontrar la mejor solución adaptada a cada caso. Y créeme cuando te digo que hay miles de combinaciones posibles y cuando quieras lo demuestro.



BUEN MONTAJE


No sirve de nada tener un módulo top, junto con inversor increíble apoyados en un magnífico diseño si luego te falla en el "ensamblaje". ¿Te imaginas un Ferrari que te lo entregan por piezas? ¿Tener cuatro ruedas por aquí y un motor por allá no te resuelve nada. TU QUIERES EL FERRARI BIEN MONTADITO Y AJUSTADO. LISTO PARA CORRER. Lamentablemente muchas instalaciones fotovoltaicas acaban dando problemas por una mala ejecución en el montaje. Hay muchas maneras de evitar esto, empezando por tener equipos con experiencia y buen hacer o por ejemplo estableciendo un protocolo de revisión y chequeo (commissioning).


Las tres B son una constante que está ahí, que no la puedes marginar si quieres que los proyectos hablen bien por tí, tienes que transmitirle al cliente final para que se de cuenta de que un buen módulo no es capaz de andar por sí solo o que tu equipo debe grabárselo a fuego para diferenciarse de los "moradores" del mercado.


A mí me ha ido muy bien teniendo presente estos tres factores y por eso no paro de explicarlo tanto a las empresas que asesoro como a mis alumnos del máster en fotovoltaica que dirijo en TheMPVSolarReference.


Ahora queda en tus manos difundir y aplicar el mensaje de las 3 "B" para ayudarme en mi lucha permanente de reeducar al sector fotovoltaico. ¿Estás preparado?



#proyectosfotovoltaicos #modulofotovoltaico #inversorfotovoltaico