MPV SOLAR REFERNCE
  • Adriana Rocha

¿Cómo afecta la lluvia a la producción energética de los paneles solares?

Buena pregunta. Si los paneles solares viven de la energía solar... ¿Cómo les afectan los días nublados? ¿Dejan de ser eficientes? Si te dedicas al sector fotovoltaico, ¡vete acostumbrando a que tu cliente te haga esta pregunta!


¿Los paneles solares dejan de funcionar en días nublados?

NO, definitivamente no. Es habitual hacerse esta pregunta, tendemos a pensar que la energía solar fotovoltaica depende del calor del sol, pero no es así... depende de la luz del sol. Así que... por mucho que bajen los grados centígrados, los paneles solares siguen funcionando.


Aunque es cierto que las nubes pueden limitar la radiación solar directa, no impiden totalmente que la luz llegue a nuestros paneles solares. La energía que absorben, al fin y al cabo, proviene tanto de la luz visible como de una gama de diferentes longitudes de onda, y muchas de ellas son capaces de penetrar la capa de nubes sin problema alguno.

gif

Es lo que se denomina radiación difusa, se produce cuando -al tener que atravesar tanto las nubles como la niebla- los rayos del sol no inciden directamente sobre los paneles solares.


¿Esto qué quiere decir? Que siempre que haya luminosidad en el ambiente, los módulos seguirán generando energía independientemente del clima que haga. ¡Punto para la fotovoltaica!


El efecto de la lluvia/niebla en los paneles se observa en el rendimiento del propio sistema, en la cantidad de energía que son capaces de producir.


¿Qué factores influyen en el rendimiento de los paneles solares en días nublados o poco luminosos?

Como ya sabes, los paneles solares están compuestos por células solares que captan la radiación solar y la convierten en energía eléctrica en forma de corriente continua (CC). La corriente generada se envía al inversor, que la convierte en corriente alterna (CA), o dicho de otra forma... la energía eléctrica que consumen la mayoría de hogares. ¿Qué sería el "rendimiento" de un panel solar exactamente? El porcentaje de luz solar que capta el panel para convertirla en esta energía eléctrica que permite que funcionen los enchufes de una casa, por ejemplo. Cuanta más energía se produzca, mayor será el rendimiento de los módulos fotovoltaicos.


Aunque no son los únicos, los factores más relevantes en este sentido serían la tecnología de los propios paneles (hay tipos y tipos y tipos) y la espesura o el tipo de nubes.


A nivel tecnología... el tamaño importa. Al menos, en esto. Si las células fotovoltaicas son las encargadas finales de generar esta energía, ¿qué tal colocar células más grandes allá donde sea necesario? A más tamaño, más efectividad en la captación de luz solar. Y vamos más allá... ¿qué tal colocar paneles bifaciales en esta clase de situaciones? Esta es otra tecnología que puede resultar más eficiente, ya que recoge mayor radiación solar a lo largo del día.


Cómo no, ¡todo importa! O el rendimiento de los demás componentes (inversor/cableado/batería) es el óptimo, o acaba influyendo en la eficacia general de toda la instalación. Diagnósticos a tiempo, ¡que más vale prevenir que curar!


A nivel nubes... depende de la nube. No todos los tipos de nube afectan igual al rendimiento de nuestra instalación fotovoltaica. Las que te tienen que preocupar son las nubes bajas, más densas y con diferentes grados de opacidad (nimboestratos y estratos o nieblas).

gif

¿Te imaginas una cortina translúcida frente a una opaca? Pues es lo mismo: las nubes altas serían la cortina translúcida y las nubes bajas, la cortina más opaca. Evidentemente, estas últimas son las más limitantes a la hora de captar energía 🤷🏻‍♀️


¿Hasta qué punto afecta al rendimiento de tus paneles solares un día nublado?

Para comprobarlo, bastaría con monitorizar una instalación en Bilbao y otra en Cádiz, o una instalación en el Polo Norte y otra en el Polo Sur, vaya. Si comparases la producción de electricidad de los días nublados y los días soleados, tanto en verano como en invierno y en diferentes sistemas fotovoltaicos, te darías cuenta de que los kWh producidos pueden oscilar bastante...


De media, en función del tipo de nubosidad con el que se amanezca, el rendimiento de los paneles solares un día nublado podría oscilar entre aproximadamente un 5% y un 70% en relación a un día sin nubes. Se perderá más energía los días de invierno... Es lógico: hay menos horas de luz solar, así que la posibilidad de captar energía mengua.


¿Los días nublados pueden ayudar a mejorar el rendimiento de los paneles solares?

En invierno... no. ¿Por qué? Porque en invierno los días son más cortos, y la posibilidad de equilibrar esa pérdida de rendimiento con el tiempo que los paneles solares reciben la luz del sol es bastante menor.


PERO en verano la cosa cambia. Con temperaturas altas durante todo el día y la producción puede verse afectada. Hay tipos de nubes -las de aspecto blanco y esponjoso- que pueden ayudar a reducir la temperatura de los paneles solares (este tema lo abordaremos próximamente) y mejorar así su rendimiento.


Este tipo de nubes no solo reducen la temperatura sino que también actúan como un espejo que refleja la luz que rebota sobre la superficie terrestre o, en este caso, sobre nuestros paneles solares. Eso sí... se trata de una mejora relativa, las nubes no van a irse porque tú quieras producir más energía. Aunque las nubes blancas y esponjosas generen picos más altos de producción de energía, si hace sol, hace sol, y esa siempre será la mejor opción en cuanto a producción total de la instalación se refiere.


¿Cómo mejorar la producción de los paneles solares en días nublados?

Aunque las nuevas tecnologías avanzan a un ritmo increíble y ya se han inventado prototipos de células que mejoran el rendimiento habitual en días nublados, todavía queda para que esta tecnología tan particular sea la norma en la industria fotovoltaica.


Actualmente, la mejor opción es apostar por un sistema de almacenaje de energía o baterías solares. Así sí aprovecharás la instalación fotovoltaica por muy mal día que haga. Estos aparatos sirven para aprovechar los excedentes de producción en los días soleados para utilizarlos por la noche o los días en los que -por causas ajenas como la lluvia- cae el rendimiento.


¿Otra alternativa? Si tienes una instalación de autoconsumo conectada a la red, lo que puedes hacer es verter la energía sobrante y solicitar a tu compañía de suministro eléctrico la compensación de estos excedentes en la factura de la luz.


¿Tienes una instalación fotovoltaica aislada? Además de las baterías solares, puedes utilizar un generador de apoyo, sobre todo cuando la borrasca viene para quedarse un par de días.


En resumen... ¿el clima es determinante en fotovoltaica?

Influir, influye. Pero por suerte estamos en 2022 y cada vez la industria fotovoltaica avanza más y más en esta clase de cuestiones. Al fin y al cabo, los sistemas fotovoltaicos están diseñados para resistir a la intemperie. Su estructura firme es capaz de aguantar las variaciones climáticas y seguir produciendo energía ante cualquier condición meteorológica normal, no importa que llueva, haga viento, granice o haya nubes.


La mayoría de estas precipitaciones no tendrán un gran impacto en tu instalación, ¡así que búscate otra excusa para no unirte a la causa fotovoltaica! Si la encuentras 😉