MPV SOLAR REFERNCE
  • Adriana Rocha

Evita 5 errores típicos al instalar paneles solares

Porqué quieres formar parte de la transición energética y utilizar paneles solares nadie lo discute, pero poco se habla de cómo se colocan esos paneles solares y los problemas que puede provocar una mala instalación... ¡OJO! Problemas que, además, pueden ser bidireccionales, ya que es habitual que ocurran por parte tanto del cliente como de la empresa instaladora.

¿Qué pasa cuando los paneles solares están mal instalados? ¿Por qué sale tan caro equivocarse? Es hora de que conozcas las particularidades de tu sector, ¡toma nota!


Estos son los 5 errores típicos que debes evitar a toda costa:


1. DESCONOCIMIENTO DEL PRODUCTO

Antes de invertir en paneles solares, hay que hacerse un par de preguntas al respecto. Aunque parezca obvio, no todo el mundo cuestiona x puntos que en MPV creemos que son importantes.


gif

¿Qué debes preguntarte? Por ejemplo, cuál es el objetivo concreto de la instalación fotovoltaica; qué tipos de paneles solares deberías instalar; en qué empresa puedes confiar a la hora de diseñar/instalar/mantener la instalación; qué garantía se ofrece al propietario al respecto; qué requisitos burocráticos (legales, administrativos y de cualquier otra índole) se han de realizar; cuánto suele costar el proceso completo; hasta cuándo se va a amortizar o qué problemas pueden surgir en los paneles una vez han sido instalados. ➡️ En definitiva, colocar un panel solar -o una granja entera, según el caso- debería pasar por un estudio previo del panorama fotovoltaico. No todos los clientes tendrán todo el tiempo del mundo para pasarse horas y horas divagando por Internet, contrastando información de aquí y de allá… Si quieres destacar como comercial, anticípate a sus dudas y explícale a tu cliente honestamente cuál es la situación y cuáles son sus posibilidades. Conociendo estas particularidades, ¡sentirás una seguridad increíble a la hora de vender! 2. DESCONOCIMIENTO DE LA LEY DE AUTOCONSUMO, REQUISITOS Y OBLIGACIONES INCLUSIVE

Las energías renovables se regulan desde que aparecieron, pero… ¿sabías que según la región la Ley de Autoconsumo es de una forma o de otra?

Cumplir con la Ley significa definir el tipo de autoconsumo que se va a colocar, ajustar la instalación fotovoltaica a los requisitos y las obligaciones fijados según la potencia instalada y ubicar los paneles solares donde esté permitido.


➡️ Evítale sorpresas a tu cliente y explícale el contexto legal al que se acoge. Exactamente, ¿cómo se gestiona la diferencia entre la compensación de excedentes y el balance neto generado? ¿Qué procedimientos burocráticos supone una instalación fotovoltaica? ¿Cuánto compensa exactamente en la factura? Si no le explicas cómo se regula el Autoconsumo en su situación particular, ¡difícilmente conseguirás que confíe en ti!

3. EXPECTATIVAS IMPOSIBLES

Al instalar FV, la finalidad más común es reducir la factura de la luz, especialmente ahora, que el tema es más caótico que nunca, pero... ¿y si no se reduce como el cliente espera?

Hay instalaciones de todos los tipos. No es lo mismo un panel solar o dos en una casa particular que toda una retahíla de paneles en una explotación agrícola. Ni el sol es el mismo en Almería que en Cantabria. Tampoco es lo mismo consumir energía de día o de noche, de forma continuada o de forma regular… Son muchos factores a tener en cuenta, así que atención: ➡️ No vendas humo, tu cliente no va a generar el doble de energía y va a dejar de pagar la factura de la luz de un día para otro. Recuerda que el periodo de amortización puede variar, en general, de los 5 a los 8 años, según el tipo de autoconsumo instalado y las características de consumo del cliente. ¡Lo justo es que le pongas en situación y le expliques sinceramente que la inversión merece la pena!

¿Qué recursos puedes utilizar en este punto? Por ejemplo, las opiniones de clientes que ya lo han probado y están contentos con el resultado. Asume tu papel y guía a tu cliente para que su instalación sea rentable, ¡encontrad juntos la mejor solución fotovoltaica!

4. ANTE TANTA OFERTA… “EL CLIENTE SE VENDE A PRECIO”


El mismo tema de siempre. La energía renovable está de moda, la FV triunfa y, como consecuencia, la competencia sale hasta debajo de las piedras. La venta FV puede ser un caos si no se hace con cabeza. El cliente está harto de escuchar siempre lo mismo, ¡normal que se venda a precio!

➡️ Ya lo dice el refrán: lo barato sale caro… ¡pero aún más en el caso de la fotovoltaica! Elegir bien la empresa que va a hacer la instalación es clave, necesitas una experiencia como aval, un equipo técnico experto en la cuestión, un acompañamiento integral en todas las fases del proceso y una voz sensata (la tuya) que guíe al cliente a la hora de tomar decisiones. Por eso, en TheMPVSolarReference damos especial importancia a conocer las intríngulis del proceso. Te especializarás en el ámbito que más te motive, pero para pilotar en el sector necesitas entender lo básico del cálculo, el diseño, el montaje y la manutención de la instalación. ¿Dicho en plata? Lo de siempre… ¡prohibido vender humo!

5. MALA PRAXIS POR PARTE DE LA EMPRESA FOTOVOLTAICA INSTALADORA ¿Qué fallos puede dar la propia instalación? Los más comunes son estos, ¡solo estamos advirtiendo!

➡️ Antes de la instalación

- No dimensionar bien la instalación FV en base al patrón de consumo real del cliente. ¿A que no quieres nada que no se te acople? ¡Sorpresa! Tu cliente tampoco. Si dimensionas por arriba o por abajo, mal; si no partes del consumo real de tu cliente y obvias su curva horaria, también mal. ¿No te han enseñado a cuidar ciertos detalles? Aplícate el cuento a la hora de hacer el cálculo y te ahorrarás el quebradero de cabeza.


- Escoger una opción de autoconsumo que no es la mejor para tu cliente. Sé profesional y personaliza cada trato, ¡la gente lo agradece! ¿En qué te tienes que fijar? En la potencia que necesita, en el formato de autoconsumo que más se le acopla, en los requisitos -técnicos, administrativos o burocráticos- que ha de cumplir tu cliente… ¿Hemos venido a ayudar a la gente en su transición ecológica o a poner trabas en el proceso?


- No escoger una buena ubicación, no calibrar la orientación e inclinación de los paneles, pasar del impacto ambiental que pueda generar la instalación en el espacio… ¡Todo cuenta!


- No diseñar y planificar bien la instalación, obviamente, es determinante. Las decisiones que se toman en este punto marcan el funcionamiento de los paneles solares. ¿En qué te fijas? En el tamaño de los paneles, sus componentes, las dimensiones del campo solar fotovoltaico, qué inversor/cable/optimizadores de potencia utilizas… Escoger la mejor opción o no depende de ti, ¡no lo olvides!


- No hacer previamente una simulación sobre el rendimiento de los futuros paneles solares. ¿No crees que algo así daría bastante confianza a tu cliente? Conocer a fondo el software y herramientas de este tipo es top para hacer un modelado consistente.


➡️ Durante la instalación

- Externalizar la instalación a terceros o, dicho de otro modo, subcontratar el montaje a empresas que no entienden el sector y apenas tienen experiencia. ¡Zapatero a sus zapatos!


- No preocuparse por la seguridad del equipo técnico ni de la propia instalación. Nadie quiere que un mal cableado acabe en una mala anécdota, ¿a que no?


➡️ Después de la instalación

- No ocuparse del momento post-instalación no es propio de una buena venta. ¿Cómo hacerlo? Ofreciendo, por ejemplo, un servicio de inspección y mantenimiento adecuados. Si tú eres especialista en otro tema, ¿qué tal si pones en contacto a las dos partes para cubrir esta necesidad? Si la placa solar estuviera en tu tejado, seguro que lo agradecerías…


En definitiva, el universo de la instalación FV está plagado de posibles fallos que ya son habituales en el sector. Pero ahora que tú sabes cuáles son, no hay excusa. Como comercial, es fundamental que conozcas toda esta información antes de lanzarte al mercado… Recuerda, diferenciarse de la competencia es todo un proceso, ¡pero estás en el camino correcto!