top of page
PEGATINA CALAVERA.png

Mentoría fotovoltaica, por Luis Candela Rubio

"Los únicos peces que siguen la corriente, son los peces muertos"

Yo te cuento cómo ganar, gracias a la fotovoltaica, reconocimiento, dinero o conseguirte un Tesla, o el diamante para la mujer, la suegra o la hija, o unas vacaciones a todo tren para fardar en la próxima comida con los cuñados y tú me das un dinero al mes.

También hay otra cosa que tengo muy clarita:

 

Lo único que motiva una instalación fotovoltaica es el beneficio económico que da.


Quien diga lo contrario es todo un "placasolarista".


A ver, que no hay nada malo en serlo.

Que yo también estuve un tiempo más perdido que un pulpo en un garaje, comiendo mierda y siendo al que dejan fuera de la fiesta.

También era el más simpático, pero eso no me ayudó demasiado.

Creo que no te he contado nunca la vez en la que me equivoqué mandándole un WhatsApp a mi mujer celebrando la venta de una instalación fotovoltaica de 32 kWp.

El tema es que yo estaba en la mesa con el cliente, el cliente estaba con el móvil atendiendo unos asuntos y el mensaje lo recibió él en lugar de mi mujer.

O cuando hice comprar a un cliente unos inversores trifásicos a 480V cuando la red era a 208.


Vamos, que he vivido en la inopia intelectual y estaba convencido de que, a pesar de todo, subir peldaños en la carrera fotovoltaica iba a ser cuestión de tiempo.



Misma estrategia que Paris Hilton.

Haga lo que haga, acabará de reina si la Providencia lo permite. Cuestión de esperar.


Pero el tiempo pasaba y mi carrera se parecía más a una cinta transportadora sin fin que a unas escaleras mecánicas.


Hasta que me di cuenta de que el mundo para los no privilegiados no funciona así.


 

Que para progresar necesitamos dos cosas:

- Currar inteligentemente.

- Actuar como lo haría un ser verdaderamente inteligente.



Y un tipo listo se da cuenta de las cosas. No se deja llevar ni por tendencias ni por la corriente.

Más bien se aprovecha de ellas.

Las moldea a su gusto, les pone un lacito, se la entrega a la gente y los deja dando saltitos y palmaditas mientas él se frota las manos con una sonrisa a medio camino del carrillo izquierdo.

Vamos, que se cae del burro, se deja de tonterías y pone a sus neuronas a trabajar.


Bien, quizás ahora, después de esta chapa entiendas mejor la frase:

"Lo único que motiva una instalación fotovoltaica es el beneficio económico que da.

Quien diga lo contrario es todo un "placasolarista"
."



Y tanto si te ha quedado claro como si no, te recomiendo encarecidamente esto otro.



Los 69 consejos con los que te pondrán alfombras rojas en fotovoltaica.

Un bonus gratuito sólo para quienes se apuntan a la mentoría fotovoltaica.

Que la vida está hecha para valientes y que las oportunidades están para quienes las buscan es algo que te repetiré continuamente.

Ponte en marcha.


Mira, hace un tiempo me fui hasta Bilbao.

Había un evento sobre incendios en las instalaciones fotovoltaicas al que acudirían aseguradoras.


 

  • Mi target: las aseguradoras.



Así que tener la oportunidad de ver reunidas a unas cuantas aseguradoras interesadas en esto, pues era un dulce que no podía rechazar.


La sala se llenó y no te exagero si te cuento que había más de 60 personas.

La sala estaba casi llena. Sólo se veían algunos huecos en los que se dejaba entrever las butacas rojas vacías.


Empresas de fotovoltaica.

Usuarios.

Bomberos.

Empresas que se dedican al tema de incendios.

Dos compañeros MPV aventajados que comienzan a entender que hay que estar en la foto y que se acercaron a saludar. Y ambos se llaman Raúl.

La chica del micro.

El chico del micro y traje de 2 tallas más.

Algún político y algún despistado más.


Y cuando te digo que poco más es que no fue ninguna aseguradora.



¿500€ entre aviones, taxis, hotel, y dietas tirados a la basura?

 

¡Ni de coña!

De allí había que obtener algo. Siempre hay que rascar.

De allí había que irse con oportunidades de negocio o como mínimo, que los allí presentes se quedaran con mi cara y nombre.

Con que a uno sólo de los asistentes le causara impresión, viaje rentabilizado.


Pero claro...¿qué hacer si yo era uno más allí sentado y no había espacio para networking?



No quedaba otra que hacer la del hambriento:


"Perder vergüenza y tirar mucho de morro"


Cualquiera que tenga un poco de coco y lo use un pelín y deje atrás los miedos se daría cuenta de que el momento de las preguntas era el escenario perfecto para captar la atención de la audiencia sin ser, necesariamente, quien expone.


Termina el primer expositor y ahí estaba yo levantando la mano. Y no sólo la mano. Contrario a lo que otros hicieron, me puse de pie y grité mi nombre.


Ese pequeño detalle ya me permitía destacar entre todas las cabezas.

 

La vida está en los pequeños detalles, dicho popular.


Tras la exposición densísima del segundo expositor, del ministerio, por cierto, ahí estaba yo nuevamente.

 

Poniéndome de pie y aprovechando el momento para criticar que no estuviera publicada todavía la ITC-BT-53, que en la fotovoltaica está todo inventado y que poniendo en circulación esa ITC ya se reducirían bastante los incidentes.

La audiencia se descoloca un poco...bien, he despertado algo en ellos.


 

El tercero me lo puso a huevo...utilizó como ejemplo la foto de uno de mis parques fotovoltaicos de República Dominicana (se la bajó de internet). Esa casualidad me daba pie a levantarme otra vez a preguntar y, además, a sacarme un poco la chorra.

La gente ríe pero al mismo tiempo sé que están pensando que no soy un cualquiera. Quizás todavía no un crack, pero no uno más.

Al cuarto lo dejé descansar pero no renuncié a mandarle un mensaje privado por Linkedin con su contestación consecuente.



El quinto me hizo el trabajo. Me nombró hasta tres veces durante su exposición. A mí, a mis post y a mis opiniones.



¡Jackpot!



El balance de la intervención, positivísimo.


3 reuniones pendientes y 60 personas que han escuchado el nombre de Luis Candela 8 veces, me han puesto cara y de seguro que alguno ya ha corrido a cotillear mi linkedin. Lo sé, me lo noto, ya tengo patitas de gallo.


Así que es cuestión de tiempo que las semillas sembradas den algún fruto por algún sitio.


Bien, vien, wien...


Ni soy psicólogo, ni tu padre ni sé hacer de tú guía espiritual, pero de cómo sacar rédito de la fotovoltaica sí que sé.

Y como me va la marcha, la fotovoltaica y me gusta tener una previsión de ingresos he creado una membresía desde la que ambos ganaremos.

La mentoría es un buen negocio para ti y para mí. UN WIN-WIN. Tú te aprovechas de mi experiencia y mis aprendizajes con los que me voy ganando muy bien la vida con la fotovoltaica y tu me pagas todos los meses por ello

Precio: 96,98€/mes, impuestos incluidos
 

Es lo que hay, no soy quien para decirte si la aprovecharás, eso es cosa tuya. Pero el hecho de que estés leyendo esto me hace pensar que algo en ti te dice que te vendría bien un empujoncito.

Aquí la contratas:

Mentoría fotovoltaica, por Luis Candela

  • 96,98€/mes (impuestos incluidos)

  • Te das de baja cuando quieras

iconos-tarjetas-de-credito.webp

Así es como funciona la mentoría.

Cada lunes envío una nueva lección sobre fotovoltaica. Podrá ser en formato vídeo o en formato audio para que se pueda ver/escuchar cuando uno buenamente pueda/quiera.
 

Será una lección cargada con mismo valor que el que le he dado siempre a cualquiera de mis clientes.


Doy un acceso exclusivo a mí a través de una cuenta de correo única para alumnos de la mentoría para atender dudas relevante relacionadas con fotovoltaica.

IMPORTANTE >> Cada semana una nueva lección. Semana que no estás dentro de la mentoría, lección que te pierdes para siempre.

Mentoría fotovoltaica, por Luis Candela

  • 96,98€/mes (impuestos incluidos)

  • Te das de baja cuando quieras

iconos-tarjetas-de-credito.webp

Temas que trataré

 

Cualquier asunto de diseño, montajes, emprendimiento o ventas relacionado con fotovoltaica que tenga interés para resolver situaciones o problemas cotidianos de los que nos dejan bloqueados (y que puedan generar más dinero)

 

Temas que rara vez trataré

Gili-temas que se puedan resolver fácilmente "googleándolos". Ahí no me meteré. Google es gratis y esta membresía no.

PREGUNTAS QUE IGUAL TE ASALTAN:

El precio me parece alto.

Si lo piensas así, seguramente estés en lo cierto. No tendrá sentido que te apuntes.


¿Puedo darme de baja cuando quiera?

Sí, es muy fácil, pero cuando te des de baja perderás los contenidos y no los recuperarás.


¿Podré llamarte también por teléfono?

Sólo si tienes contratada una asesoría personal conmigo, asunto que no trataré en este momento.


Yo llevo 4 años trabajando de ingeniero en una instaladora, ¿es para mí?

Si la instaladora se dedica a fotovoltaica por supuesto que sí. Y si no, también.


Es que mi situación es diferente a la de los demás/Mi empresa es muy particular/Mi nicho es muy especial

Claro que sí, hermoso.


¿Crees que a los comerciales les vendría bien?

Los vendedores de fotovoltaica son quienes más urgente necesitan esta membresía. Ellos y cualquiera que escriba/diga placas.


¿Tratarás temas técnicos?

Sí, cuando toque. Repartiré por todos lados. En 1 mes, 4 lecciones.


¿Cuánto dura cada lección?

Pues no lo sé, pero las programaré para que sean sesiones de entre 40 minutos y 1 hora.

 

¿Esto durará todo el año o sólo unos cuantos meses?

 

Durará hasta que me canse o deje de ser rentable, lo cual no espero que suceda en los próximos años.


¿Cuánto tiempo tendré para consumir las lecciones?

Siempre que te mantengas dentro de la membresía, cuando quieras. Si te das de baja, nunca más.


Cuando contrate la mentoría, ¿podré ver las lecciones anteriores?

No, disfrutarás de las lecciones que salgan a partir de tu inscripción. Las anteriores las pierdes para siempre.


¿Me puedo apuntar cuando quiera?

Sí, mientras tenga el proceso esté abierto.


Haces factura

Sí, cuando te apuntes cada mes mientras estés dentro de la mentoría.


¿Cada cuanto se paga?

Cada 30 días a partir de tu día de inscripción se hará el cargo.


¿Se puede pagar por transferencia?

No. No aceptaré cobros de la mentoría por transferencia.

 

Mentoría fotovoltaica, por Luis Candela

  • 96,98€/mes (impuestos incluidos)

  • Te das de baja cuando quieras

iconos-tarjetas-de-credito.webp
bottom of page